Icono del sitio Alta Densidad

Barack Obama autoriza el Air Force One del siglo XXI pero no podrá disfrutarlo

El presidente estadounidense, que al igual que sus predecesores suele presumir de la comodidad y la seguridad de que disfruta cuando vuela en el todopoderoso avión, pese a ser consciente de que él no podrá disfrutar del nuevo modelo, ha dado el visto bueno a un proceso que tiene poco de simple y menos de barato.

El Pentágono va a iniciar antes de fin de año el procedimiento para que un Boeing 747-8, más grande, capaz de volar más alto y con la tecnología más avanzada, se convierta en el modelo del Air Force One. Para ello, el departamento de Defensa ha solicitado ya una partida de 102 millones de dólares para el próximo ejercicio fiscal, y de 3.000 millones para los cinco siguientes.Todo con tal de que en el año 2023 el nuevo modelo esté listo para acomodar a un nuevo presidente… O presidenta.

La complejidad del proceso de construcción y adquisición y el tiempo que requiere casi ha convertido en tradición que sea un presidente de Estados Unidos el que formalice la petición al Pentágono para que lo disfrute el siguiente. Así fue también en el cambio del modelo anterior, encargado por Ronald Reagan para que lo terminara disfrutando su sucesor, el también republicano George H. Bush.

Origen: ABC


Salir de la versión móvil