Icono del sitio Alta Densidad

Cinco atributos esenciales que debes conocer antes de escoger el mejor televisor

Comprar un televisor es una inversión que no debe dejarse al azar ni hacerse con premura.  Evaluar atributos como la calidad de imagen, su uso para diversos actividades además de las recreativas, su diseño y tamaño, pueden ayudar a dar con la elección más acertada.

Entre las actividades del día a día de millones de personas en el mundo, la de encender un televisor es una de las más comunes, porque además del contenido de entretenimiento e información que tradicionalmente ha dominado su uso, el abanico de opciones para aprovecharlo ha crecido de manera tan exponencial, que pudiera parecer increíble disfrutar al mismo tiempo todos y cada uno de los potentes atributos y usos que la tecnología actual nos ofrece.

Porque además de la variedad de diseños y tamaños, uno de los formidables cambios que experimentó el televisor fue la diversificación de sus funciones a fin de integrarse al ideal de vida fluida, moderna, conectada y confortable que hoy caracteriza la cotidianidad hogareña de muchas familias del planeta.  Así, por ejemplo, destacan los televisores inteligentes que son capaces, entre otros atributos, de procesar nuestras órdenes verbales y aplicarlas,  proyectar la imagen de una obra pictórica con la calidad del original, navegar en la web para buscar una receta de cocina o servir de canal para una videollamada de trabajo.

De manera que si quieres comprar un televisor nuevo, te conviene saber cuáles son los aspectos técnológicos que ofrecen los diversos modelos, evaluarlos con base en tus usos y necesidades y finalmente seleccionar la opción adecuada.  A continuación la gente de Samsung (que saben de televisores) nos comparte una lista con los cinco atributos claves que pueden ayudarte a dar con el equipo que necesitas, que te guste y te convenga.

1.- Calidad de imagen

Las pantallas de un TV tiene una calidad de reproducción que depende principalmente de la resolución, determinada por el número de píxeles (puntos) que componen la imagen. Independientemente del tamaño de la pantalla, a mayor cantidad de puntos, mayor será la resolución y, por ende, la calidad general de la imagen que reproduce.  En la práctica, una imagen reproducida en una pantalla de mayor densidad de píxeles permitirá al usuario ver más detalles y con mayor nitidez.

En el mercado, las opciones que dominan las exhibiciones comerciales son las de última generación UHD (Ultra High Resolution, ultra alta resolución). 

2.- Tamaño del equipo

Un aspecto clave es el tamaño del televisor.  Antes de adquirlo, debe tenerse claro dónde va a ser colocado.  Se recomienda aplicar la proporcionabilidad, es decir que cuadre perfectamente a las dimensiones de la habitación, salón o espacio donde se ubicará, si se fijara en una pared o con su base original sobre una mesa o un mueble adosado a una pared.  

Aunque en términos generales, para espacios pequeños conviene televisores de pantallas pequeñas, y para salones amplios, equipos de mayores dimensiones, si requieres saber con precisión matemáticamente cuál es el tamaño adecuado que debes comprar, existe un cálculo estandar que puntualmente permite disfrutar la mejor sensación envolvente, colocando el TV de manera que su pantalla abarque 40 grados del campo visual del observador.   La fórmula indica que se multiplica el tamaño de la pantalla por 1.2. Por ejemplo, si compras un televisor de 32 pulgadas, debes ubicarlo a 97 centímetros del lugar donde te sientes a disfrutar su visualización con comodidad. 

3.- Diseño

La integración del televisor al conjunto decorativo es una de las tendencias que mejor expresa la evolución del diseño de este equipo en la actualidad.  Quedó en el pasado la imagen de aquellos televisores que ocupaban mucho espacio y cuya ubicación solía limitar la disposición de otros elementos de la ambientación doméstica para que hicieran juego armónico.

Por eso hoy el mercado ofrece modelos que conjugan la simplificación expresada en una pantalla muy delgada y ligera, de líneas sobrias y sencillas, que además agregan valor a la decoración interior. 

4.- TV inteligente

Las actividades que todos los integrantes de la familia realizan mediante la conexión a sus teléfonos inteligentes, tabletas, computadores personales, smartwatches y demás dispositivos no tienen por qué estar desvinculadas al uso del TV.   Porque la presencia del televisor inteligente ya forma parte de la normalidad de muchos hogares del mundo, haciendo la vida cotidiana más fluida, más conectada y más satisfactoria, mediante tres factores claves: conexión a Internet, sistema operativo y opciones de aplicaciones.

5.- Sonido

Finalmente, la calidad de reproducción del sonido es tan importante como el de la visualización en tu televisor.   Un sonido envolvente, nítido, limpio, sin distorsiones y ajustable de acuerdo con las proporciones del espacio (a través de Inteligencia Artificial) hacen la diferencia a la hora de escoger el mejor televisor que satisfaga tus necesidades.


[+] Videos de nuestro canal de YouTube
Salir de la versión móvil