Icono del sitio Alta Densidad

💫 Disfruta de última lluvia de estrellas del año del meteoro apodado «La roca de Navidad»

Si hay algo que también vuelve siempre por Navidad es la lluvia de estrellas conocida como Gemínidas, que representa uno de los espectáculos astronómicos más brillantes, hermosos y regulares del año para ser contemplados a simple vista. Las Gemínidas además de ser la primera lluvia de estrellas relacionada con un asteroide, también representa la última que fue descubierta. Se pueden observar en ambos hemisferios del planeta, aunque se ven mejor en el norte, tendrán su mayor intensidad de entrada en la atmósfera en las últimas horas de la noche de hoy y primeras de la madrugada de mañana, viernes.

Imagen por Haris McHorror vía Shutterstock

Faetón desprende una nube de polvo a lo largo de su órbita de algo menos de 1 año y medio alrededor del Sol. Son estos restos de escombros los que colisionan con la atmósfera de la Tierra cada año en estas fechas, cuando nuestro planeta cruza la trayectoria del asteroide. Según las predicciones, durante el máximo de actividad de las Gemínidas fácilmente se podrían llegar a contar entre 50 y 100 meteoros por hora en algunos momentos entre las noches del 13 y el 14 de diciembre.

Para observar la lluvia no hace falta ningún aparato óptico. Lo que es imprescindible es un cielo oscuro, alejado de la contaminación lumínica. Aunque pueden verse estrellas fugaces en cualquier parte del cielo, su traza señalará siempre una zona cercana a la estrella Castor, de la constelación de los Gemelos. Las mejores horas para contemplar el espectáculo serán a partir de la medianoche, cuando la Luna creciente ya se habrá escondido por el horizonte este, y la estrella Castor se encontrará en su punto más alto del cielo.

Si nos es imposible salir a observar la lluvia de estrellas desde un cielo oscuro, una alternativa es seguir el espectáculo en directo a través de internet. Durante la noche del 14 al 15, desde el portal sky-live.tv se retransmitirá en directo el fenómeno con cámaras de altísima sensibilidad sitiadas en el Observatorio del Teide (Canarias), Olivenza (Extremadura) y el Observatorio de Altas Energías HESS (Namibia).

Las Gemínidas fueron descubiertas en 1983 cuando dos astrónomos de la Universidad británica de Leicester, Simón Green y John Davies, descubrieron un cuerpo celeste con una órbita muy inusual mientras trabajaban con el telescopio del Satélite Astronómico Infrarrojo (IRAS) en busca de galaxias en formación y discos de polvo donde se forman planetas. Green era un estudiante de doctorado y Davies un investigador posdoctoral que se turnaban en su trabajo. Green fue quien primero vio a Faetón, originalmente designado 1983 TB, y rebautizado como 3200 Faetón (Phaethon), aludiendo al hijo del dios griego del Sol, Helios, al orbitar más cerca del Sol que cualquier otro asteroide conocido hasta entonces. El astrónomo de Harvard, Fred Whipple fue capaz, poco tiempo después, de vincular el objeto rocoso recién descubierto con los meteoros de las Gemínidas, y así fue como, por primera vez, un asteroide en vez de un cometa dejaba una lluvia de estrellas sobre la Tierra.

Faetón desde su descubrimiento, ha sido considerado un extraño objeto de color azul rocoso muy particular, se comporta como un cometa en su órbita. Este objeto flotante que nos visita cada año, se acercó a la Tierra como nunca lo había hecho desde 1974, lo que dio a los astrónomos la oportunidad de estudiarlo con un detalle sin precedentes. Corroboraron que el asteroide azul tiene esa superficie de roca igual por todas sus partes, lo que significa que el Sol lo ha tostado por igual en su pasado reciente. La mayoría de los asteroides conocidos son de una gama de colores que van del gris al rojo según sea su superficie, por lo que encontrar un asteroide azul es ya de por sí muy extraño y enigmático. Además, la órbita de Faetón lo lleva tan cerca del Sol que su superficie alcanza los 800º. Es decir, que tiene la apariencia de un asteroide, y de hecho siempre aparece como un punto en el cielo, como miles de otros asteroides, y no como una mancha borrosa con una cola, como los cometas, pero en realidad su comportamiento y su órbita es la de un cometa.

Faetón, que mide 5,1 kilómetros, gira alrededor del Sol cada 1,4 años en una órbita muy cercana a él. Su próximo máximo acercamiento a la Tierra se producirá en 2026.

Origen: Gemínidas 2018: la lluvia de estrellas del meteoro apodado ‘La roca de Navidad’ | Ciencia | EL PAÍS


[+] Videos de nuestro canal de YouTube
Salir de la versión móvil