Icono del sitio Alta Densidad

Las peores contraseñas de 2017

Si todavía no elegiste un propósito de año nuevo, ¿qué te parece el siguiente? Empezar a tomarte las contraseñas de seguridad con mayor seriedad. Una investigación de SplashData revela que mucha gente todavía sigue tomando muy malas decisiones cuando se trata de las contraseñas que utilizan para asegurar sus cuentas online.

Tal como todos sabemos, frecuentemente se filtran contraseñas en Internet, lo cual son evidentes malas noticias para las personas que tienen las cuentas, y buenas noticias para los atacantes que quieren accederlas. Pero otro grupo que se encuentra interesado en las bases de datos de contraseñas filtradas son los investigadores de seguridad, en especial para poder esclarecer las ocasionales malas decisiones que los usuarios de internet realizan a la hora de elegir una contraseña.

El ranking de contraseñas más comunes de SplashData (lo que las convierten en las peores opciones que podrías elegir) se basa en el examen de más de 5 millones de contraseñas filtradas. A decir verdad, durante 2017 fueron más de 5 millones de contraseñas las que fueron robadas, pero esta información es un buen indicador de lo descuidados que pueden ser los usuarios.

Aquí está la lista de las peores contraseñas:

Estas contraseñas no solo son fáciles de adivinar, sino que ya se encuentran en las bases de datos de contraseñas que cualquier atacante “serio” tiene, junto a millones de otras elecciones populares.

Si tú o alguien que conoces, están utilizando alguna de estas contraseñas, entonces deberías pasar un buen rato mirándote al espejo. La buena noticia es que una mejor seguridad para tus contraseñas no es un propósito muy difícil de cumplir, y con los consejos correctos, tienes más chances de lograr tu objetivo que en sacarle provecho a tu membresía en el gimnasio.

Creo que la mayoría de los usuarios se beneficiarían de utilizar un buen administrador de contraseñas, un programa que no solo almacena de manera segura tus contraseñas, sino que también puede generar claves complejas y difíciles de adivinar para el momento en el que creas una cuenta en un sitio web.

Pero quizás los sitios web también necesitan revisar sus ideas ya que no sólo necesitan hacer un mejor trabajo al momento de proteger información sensible (como bases de datos de contraseñas) sino que deberían ser más diligentes en rechazar contraseñas tan sencillas como las que se ven en el listado.

Sigue leyendo: Las peores contraseñas de 2017


[+] Videos de nuestro canal de YouTube
Salir de la versión móvil