Icono del sitio Alta Densidad

Más de 10 millones de venezolanos consumen aguas contaminadas

En Venezuela la contaminación del agua potable y la falta de gestión en esta materia por parte del Estado están llegando a niveles de gravísimo impacto social. En los últimos meses buena parte de la ciudadanía se ha quejado del extraño color turbio y olor putrefacto del agua que sale de los grifos de sus hogares. Esta es la cara superficial de un problema con un trasfondo mucho peor.

Organizaciones no gubernamentales e individuos como las y los activistas de Amnistía Internacional Venezuela, no solo han denunciado en reiteradas ocasiones la mala calidad del suministro regular y la insalubridad del agua que está saliendo por los grifos venezolanos, sino la falta de información sobre la gestión de este servicio de primera necesidad que impide que se lleven a cabo los planes y trabajos pertinentes para que se resuelva esta problemática.

Según expertos como Germán Benedetti, ex Legislador del Consejo Legislativo del Estado Carabobo en el período del 2009 al 2012, el agua potable que llega a los hogares venezolanos del centro y región capital del país contiene grandes cantidades de excremento, materia orgánica en descomposición y peligrosos agentes químicos. ¿Las razones? El desvió de causes contaminados con aguas negras hacia los embalses de Pao Cachinche y Camatagua, la falta de mantenimiento de los canales hídricos y el deficiente y hasta inexistente tratamiento de las aguas para el consumo humano.

Originalmente, estas aguas negras desembocaban en el Lago los Tacariguas también conocido como Lago de Valencia, -que además es receptor natural de 22 ríos y más de 300 millones de metros cúbicos de aguas residuales de origen industrial y doméstico al año- pero la paralización del riego de cultivos de la zona y la época de lluvias provocó que el lago se desbordara y pusiera en peligro a cientos de familias que se han asentado a su alrededor en las últimas décadas.

Ante esta inminente tragedia, el Estado en 2007 inició un plan de trasvase (desvío) de aguas que anteriormente llegaban al lago, hacia quebradas que desembocan en embalses de agua para el consumo humano. Estos dos embalses surten de agua a Caracas y los estados Miranda, Vargas, Aragua y Carabobo, lo que quiere decir que más de 10 millones de venezolanas y venezolanos usan y consumen aguas contaminadas.

Origen: La falta de gestión y salubridad del agua potable pone en peligro mortal a cientos de miles de familias venezolanas – Blogs – Amnistía Internacional Venezuela


[+] Videos de nuestro canal de YouTube
Salir de la versión móvil