Icono del sitio Alta Densidad

ūüöÄ Nuevos vuelos comerciales supers√≥nicos m√°s all√° del Concorde

Surcar los cielos a 1.700 kil√≥metros por hora sigue siendo una experiencia exclusiva para pilotos de fuerzas a√©reas y, durante unos instantes, astronautas camino de √≥rbita. Desde el √ļltimo vuelo del Concorde en 2003, los vuelos supers√≥nicos han quedado paralizados en espera de nuevas tecnolog√≠as capaces de abaratar costos y reducir ruido.

 

Ese es el objetivo del QueSST, un prototipo que la NASA est√° financiando con vista a que comience a operar en 2021 en pruebas gracias a una nueva partida del presupuesto p√ļblico de Estados Unidos anunciada recientemente. El objetivo es que sirva de base para una nueva generaci√≥n de vuelos supers√≥nicos con tecnolog√≠a del siglo XXI en vez de mitad del siglo XX como el Concorde original.

La reducci√≥n de ruido es quiz√° la m√°s crucial. El Concorde, creado sobre tecnolog√≠a supers√≥nica hoy considerada b√°sica, inicialmente dise√Īada en la d√©cada de los 50 y 60 del siglo pasado, solo pod√≠a operar a m√°xima velocidad al sobrevolar el Oc√©ano Atl√°ntico. Una limitaci√≥n que no era muy crucial ya que sus rutas Par√≠s-Nueva York y Londres-Nueva York apenas sobrevolaban por tierra, pero clave para expandir la tecnolog√≠a a vuelos entre capitales en un mismo continente (Nueva York-Los √Āngeles) o que atraviesen varios (Londres-Dubai, Sydney-Pek√≠n, etc.) Sin reducci√≥n de ruido no hay vuelo supers√≥nico viable, sea al precio que sea.

Sigue leyendo: Así son los sucesores del Concorde: más baratos y silenciosos


Salir de la versión móvil