Icono del sitio Alta Densidad

Primera tienda real de Amazon abre al público sin cajas registradoras pero con mucha tecnología

No hay empleados en la caja, nada de cajeros ni cajeras, ni siquiera dispositivos para pagar con tarjeta de crédito: entras en la tienda, coges lo que quieres y te vas por la puerta, así de fácil. Eso es la tienda física de Amazon Go, un lugar en el que para comprar es necesario tener una app en el móvil, una tienda con cientos de cámaras normales e infrarrojas en el techo, algoritmos de visión por computadora y sistemas de aprendizaje automático que identifican lo que estamos cogiendo de las estanterías y nos lo cobran directamente en la tarjeta que tenemos asociada en nuestra cuenta de Amazon.

A partir de este lunes 22, cualquiera puede dirigirse a la tienda en el centro de Seattle y comprar después de registrarse con una aplicación de Amazon Go. Será el primer punto de venta, pero esperan abrir muchas más dentro de poco, según ha comentado Dilip Kumar, vicepresidente de tecnología de Amazon Go.

Independientemente de la cantidad de gente que haya en la tienda, el sistema funcionará, y cada cliente podrá controlar la cantidad de tiempo que realmente está gastando en la tienda, todo desde la aplicación que ayudará ahora a gestionar nuestras compras. Nada más entrar en Amazon Go tendremos que escanear el código QR de nuestra app, para poder guardar el móvil justo después. Cogemos lo que queremos y lo metemos en la bolsa, sin necesidad de escanear los productos con el móvil.

Sigue leyendo: La tienda física Amazon Go, sin gente en la caja, ya abierta al público


Salir de la versión móvil