Alta Densidad

Protege tu información personal en caso que roben tu smartphone

Si te roban tu smartphone, el daño puede extenderse más allá de la pérdida del dispositivo; un ladrón podría causar mucho más daño con tus aplicaciones bancarias, tus documentos importantes, y tus fotos y videos personales. Si alistas tus defensas con antelación, los ladrones terminarán con un “ladrillo” inútil y sin manera de poder extraer tu información personal de éste. 

Protege tu smartphone y la información en él contra robo

¿Qué puede hacer un ladrón con un teléfono? En primer lugar, vamos a pensar en lo que en realidad le pasaría a un teléfono robado y por qué deberías protegerlo.

Venderlo para piezas

En el caso más común, solo venden el smartphone para piezas, especialmente si estaba bloqueado. Si su objetivo solo era robar el teléfono y no causarte un daño específico, lo más probable es que el ladrón no tratará de hackearlo apropósito, ya que manipular un dispositivo con batería y conectado a Internet aumentaría el riesgo de que lo atraparan.

Retirar dinero del banco

En algunos casos, la tentación de hacer más dinero puede rebasar la precaución. Este escenario aplica principalmente a los teléfonos sin bloqueo que, por ejemplo, el ladrón arrebató de las manos a su dueño o que se encontró desatendido. Si la aplicación bancaria estaba abierta, el ladrón puede retirar dinero en minutos, o incluso solicitar un préstamo. Algunos bancos permiten que los usuarios transfieran dinero mediante enviar un mensaje de texto a ciertos número telefónicos. Esto facilita el robo de dinero, ya que cualquier código de verificación será enviado al teléfono robado.

Restablecimiento de fábrica y venta

Si el ladrón logra, usualmente con ayuda de ingeniería social, iniciar sesión en tu cuenta de Google o Apple y cambiar tu contraseña, ya no podrás bloquear el dispositivo de manera remota, y el ladrón podrá restablecer las configuraciones para obtener un smartphone funcional, el cual después puede vender por muchos más dinero que si lo vendiera por piezas.

Utilizar información personal para chantaje y extorsión, o simplemente para filtrarla online

Los ladrones podrían pedir un rescate si encuentran documentos importantes en tu smartphone; te amenazarían con borrarlos o enviarlos a tus contactos. Lo mismo pasa con los archivos personales que podrían comprometerte a ti o a alguien más. Un ladrón podría copiar y analizar la información en la aplicación de Archivos en un iPhone (principalmente todo el contenido en iCloud), en todo el almacenamiento del smartphone en Android, y los discos en la nube a la que tu teléfono tenga acceso.

Además de esto, un ladrón podría escanear conversaciones, iniciando con los mensajes instantáneos, en busca de material de interés o intentar hackear tus cuentas de Facebook o Instagram para pedir dinero a tus amigos y conocidos. También, en teoría, el ladrón podría intentar vincular tu cuenta bancaria a otro dispositivo, pero este es un escenario poco probable. El ladrón tendría que mantener el teléfono encendido, lo que aumentaría el riesgo de que lo atraparan.

Te vamos a decir cómo asegurar tu información, así como tu capacidad para restaurarla en un dispositivo nuevo, de ser necesario.

Configura el bloqueador de pantalla

Primero, asegúrate de que tu teléfono bloquea la pantalla automáticamente. Los usuarios de Android pueden encontrar esta opción en Configuraciones, en la sección Seguridad . Ten en cuenta que la mayoría de los fabricantes de dispositivos Android personalizan sus interfaces, de manera que las configuraciones podrían variar entre modelos. Para esta publicación, utilizamos Android 11 en Google Pixel porque tiene una implementación muy típica. En iPhone, la opción está en la sección Face ID y código (o Touch ID y código para iPhone 8 y versiones anteriores.)

No todas las maneras de bloquear un teléfono son igual de confiables. Por ejemplo, en caso de Android, no deberías confiar por completo en el reconocimiento facial; es relativamente más fácil engañar a algunas implementaciones con tan solo una fotografía. Face ID de iPhone es mucho más sólido. Es muy fácil espiar una patrón de seguridad por encima de tu hombro; además, las personas tienden a elegir patrones predecibles. Lo más seguro es usar contraseñas largas y escaneo de huella digital. Si bien es posible falsificar una huella digital, los ladrones comunes no tienen acceso a ese tipo de tecnología.

Habiendo dicho esto, lo más importante es bloquear el teléfono, así que utiliza el método que más prefieras.

Establece un código PIN para tu tarjeta SIM

Sabemos que es molesto ingresar un código PIN para tu tarjeta SIM cada vez que reiniciar tu dispositivo o compras uno nuevo, pero esto no sucede con frecuencia, además, vale la pena el esfuerzo por la seguridad añadida. Si una tarjeta SIM no está bloqueada con un PIN, un ladrón podría insertarla en cualquier otro teléfono y llamarse a sí mismo para averiguar tu número; y, una vez que lo sabe, podrá iniciar sesión en ciertos sitios web, pasar la autenticación de dos factores y utilizar los mensajes de texto para transferir dinero de tarjetas bancarias. Sobra decir que el PIN para tu SIM debe ser diferente al código que utilices para desbloquear tu teléfono.

Cómo configurar un PIN para una tarjeta SIM en Android:

• Ve a las configuraciones y selecciona Seguridad;
• Has clic en Bloqueo de tarjeta SIM y activa Bloquear tarjeta SIM;
• Ingresa un PIN y confírmalo.

Cómo configurar un PIN para una tarjeta SIM en iOS:

• Ve a Configuración y abre Datos celulares;
• Selecciona PIN de la SIM y actívalo.
• Ingresa un PIN y confírmalo.

Cifra los datos

El cifrado de disco completo (FDE, por sus siglas en inglés) es otra característica que protege tu información. Cuando está habilitado, todos los archivos almacenados en el smartphone se cifran de forma predeterminada y no habrá forma de leerlos sin desbloquear el teléfono inteligente. En iPhone y teléfonos con Android 5 y superior, el cifrado de datos está habilitado de forma predeterminada. En versiones anteriores de Android, debe activarse manualmente.

Cómo habilitar el cifrado de disco completo en Android:

• Ve a las configuraciones y selecciona Seguridad;
• Ve a Encriptación y credenciales y presiona Encriptar teléfono. Sigue las instrucciones.

Protege con contraseña las aplicaciones y notificaciones

Configura una contraseña, un PIN o un patrón para las aplicaciones críticas. Luego, desactiva las notificaciones de esas aplicaciones, sobre todo las que aparezcan en la pantalla de bloqueo. Esto hace que la lectura de alertas y mensajes de texto sea un poco menos práctica, pero también consigue que interceptar tus códigos de autenticación únicos o mover tu dinero a otra cuenta sea casi imposible para las personas externas.

La configuración de la privacidad puede diferir entre los diferentes modelos de smartphone con Android. Podrás encontrar las instrucciones específicas para tu modelo en el sitio web del fabricante. Aquí te dejamos un resumen general:

• Abre Configuraciones y ve a Seguridad o Privacidad;
• Presiona Bloqueo de aplicaciones;
• Selecciona las aplicaciones que quieres bloquear. El dispositivo ahora te pedirá el PIN antes de abrir estas aplicaciones.

Desafortunadamente, no todos los fabricantes ofrecen la función de bloqueo de aplicaciones. Si no puedes encontrarla en tus configuraciones, intenta buscar soluciones en Google Play o instala Kaspersky Internet Security para Android, que sí cuenta con esta función.

iOS carece de una función de bloqueo de aplicaciones, pero puedes proteger tus aplicaciones estableciendo un límite de tiempo de uso. Para ello:

• Abre Configuración y dirígete a Tiempo en pantalla;
• Pulsa Usar código de tiempo en pantalla y configura una contraseña;
• Ve a Límites para apps y selecciona la categoría de aplicación deseada;
• Configura un límite al seleccionar Agregar límite;
• Especifica un tiempo límite, por ejemplo, 2 minutos;
• Confirma tu elección con Agregar.

Cuando se acabe el tiempo, la aplicación se bloqueará y la persona que usa el teléfono no podrá continuar a menos que conozca el código de acceso.

Guarda un respaldo de datos

Si realizas copias de seguridad de tus datos con regularidad, aunque pierdas tu teléfono, no perderás tus contactos ni cualquier otra información. Simplemente tendrás que descargar una copia de seguridad de los datos en tu nuevo dispositivo.

Cómo hacer la copia de seguridad en Android:

• Localiza la sección Sistema las configuraciones;
• Selecciona Respaldo;
• Activa la copia de seguridad en Google Drive o selecciona una computadora u otro medio externo como objetivo, si tu dispositivo tiene esa opción.

Con un iPhone, tienes dos opciones: La vía más fácil es usar la copia de seguridad automática de iCloud:

• Activa Respaldo iCloud:
• Abre Configuración —> [nombre de cuenta] —> iCloud;
• Selecciona Respaldo.
• Conecta tu teléfono a la corriente y al Wi-Fi con un plan ilimitado (la carga inicial consume mucha energía y datos).
• Comprueba cuánto espacio de almacenamiento te queda. Todos los usuarios de iCloud obtienen 5 GB de espacio de almacenamiento gratuito, pero si necesitas más, puedes comprar una suscripción de Apple o utilizar una alternativa gratuita.
• Bloquea la pantalla para que no interrumpas el proceso por accidente.

Si prefieres no usar la nube, prueba la copia de seguridad en computadora: Apple ofrece una guía detallada en su sitio web.

Activa la opción Encontrar mi dispositivo

Encontrar mi dispositivo (Android) y Encontrar mi iPhone (iOS) pueden rastrear la ubicación de un smartphone perdido o robado mediante una cuenta de Google o Apple ID. Puedes utilizar estas funciones para bloquear de manera remota el dispositivo, o incluso para borrar todos sus datos. Sin embargo, la función debe estar activa en el momento en que el dispositivo se perdió o fue robado. Para esto, debes activarla ahora.

Cómo activar Encontrar mi dispositivo en Android:

• Abre Configuraciones y ve a Seguridad;
• Activa la opción Encontrar mi dispositivo .

Cómo activar Encontrar mi iPhone:

• Abre Configuración y pulsa tu nombre.
• Selecciona Encontrar y activa Encontrar Mi iPhone;

Después, dirígete a la sección Seguridad de tu cuenta de Google o la aplicación Buscar de tu iPhone o iPad y busca tu dispositivo en la lista. Encontrarás opciones para bloquear y borrar el dispositivo que te serán útiles si el teléfono fue robado mientras estaba desbloqueado y contaba con información confidencial.

Puedes configurar un mensaje y un número de contacto para que se muestre en la pantalla cuando bloquees el teléfono en remoto. Esto te permitirá que cualquiera que lo encuentre pueda contactarte y devolvértelo. Sin embargo, tendrás que estar más alerta de lo habitual; los ladrones pueden usar ese número de contacto para una suplantación de identidad, por ejemplo, con el objetivo de enviar notificaciones de soporte falsas para intentar obtener la contraseña de tu cuenta de Google o ID de Apple y poder desvincular tu dispositivo. En ese caso, mantén la cabeza fría y evita seguir enlaces sospechosos, y mucho menos introducir datos confidenciales en esos sitios web.

Perder o que te roben el smartphone apesta y no hay forma de evitarlo. Pero tomar precauciones para proteger tus datos y hacer una copia de seguridad en caso de robo puede convertir ese desastre en un simple inconveniente. Esperamos que nunca te suceda, pero te recomendamos encarecidamente que dediques unos minutos a prepararte.

Origen: Cómo proteger tu smartphone y la información en él contra robo | Blog oficial de Kaspersky


[+] Videos de nuestro canal de YouTube
Salir de la versión móvil