Icono del sitio Alta Densidad

Schneider Electric presenta las cinco formas para que las compañías preparen a sus usuarios a prepararse para un futuro con menos energía

El consumidor es el recurso más desaprovechado de las compañías eléctricas para migrar a la red inteligente. Schneider Electric, especialista global en administración energética, sabe que hoy en día las compañías eléctricas pueden fomentar la autonomía del consumidor para que gestione el consumo energético de su hogar.

A continuación, Schneider Electric detalla los cinco pasos mediante los cuales las compañías eléctricas pueden ayudar al consumidor a tomar mejores decisiones en materia de energía:

1.     Educar: Las compañías eléctricas deben educar al consumidor sobre las oportunidades que ofrece la red inteligente y explicarle que los esquemas de precios variables y los medidores inteligentes le brindarán la información que necesita para gestionar activamente y reducir sus propios costos energéticos.

 

2.     Promover el compromiso: Además de los ahorros que pueden lograr, las personas sienten que están aportando al cambio. A muchos consumidores les interesará entender cómo pueden ayudar a que la red eléctrica sea estable y a la incorporación de nuevas fuentes de energía.

 

3.     Fomentar la autonomía: El consumidor sentirá que tiene autonomía al poder controlar su consumo y producción de energía así como la cuenta mensual de electricidad. Las compañías eléctricas pueden ayudarlo a entender que tanto su sistema HVAC como otros sistemas hogareños pueden programarse para controlar, monitorear y gestionar el consumo energético del hogar.

 

4.     Enfatizar: Las compañías eléctricas deben enfatizar que la red inteligente puede ayudarlas a responder con mayor eficiencia a los requisitos energéticos del consumidor y a disminuir su uso de las plantas generadoras basadas en carbono.

 

5.     Equipar: Las compañías eléctricas también deben ofrecer las mejores opciones y herramientas para posibilitar la gestión energética en el hogar. Los medidores inteligentes y sistemas de gestión de energía hogareños fáciles de usar con el grado justo de complejidad tecnológica van a ser clave para atraer a los primeros en adoptar y difundir  este modelo.

Estos pasos impulsan cambios en el uso de la energía por parte del consumidor, que resultan provechosos para ambas partes. La mayoría de los propietarios particulares quieren ahorrar dinero y ser “más ecológicos”, lo que ayuda a amortiguar el impacto de vivir en un mundo donde el suministro de energía comienza a restringirse.


Salir de la versión móvil